top of page
foto-48.jpg

El Arte, mi pasión

Filosofía

RECUPERAR...

El verbo que mejor define mi forma de hacer arte es: ¡recuperar!
Recuperar no significa reciclar, sino retomar del gran baúl de la tradición y reinterpretar con ojos de la contemporánea edad para volver a proponerla con un personal estilo, que lejos de seguir la moda, expresa simplemente lo que soy.
Mi propósito es transmitir y hacer revivir mitos, narraciones, historias y leyendas, a través de un instrumento antiguo, pero más eficaz que nunca, el de la simbología; ésta permite comunicar con quien desea escuchar y suscitar interés y análisis a quien desea comprender. El color, la luz y el movimiento de mi arte son fruto de mis raíces y mi viaje como artista.
María Brunereau
foto-43.jpg
33ae5f10-7e4d-401f-b7ab-7f412d696824.jpe

Hija de padre francés y madre mexicana, cuenta con una licenciatura en Mercadotecnia del Tecnológico de Monterrey Campus Ciudad de México, aprendió pintura en los talleres de la Maestra Esperanza Vergara en la misma institución.  Vivió y se perfeccionó en la pintura profesionalmente en Italia de 2001 a 2015.

 Ha frecuentado importantes cursos de artes plásticas en México e Italia, la búsqueda del perfeccionamiento de su técnica la han llevado a la experimentación constante, su creatividad ha sido plasmada en tela, madera, plexiglass, seda, porcelana, terracota, óleo, encausto y la más reciente, el antiguo arte del tatuaje. María da origen a obras contemporáneas llenas de luz, color, simbolismo y movimiento, que festejan sus raíces mestizas y evidencian la “contaminación” de su contacto con el arte europeo. Durante más de 25 años se ha dedicado incansablemente a su pasión más grande, el arte; ha sido premiada con importantes reconocimientos internacionales por  su trabajo y ha participado en más de  100 exposiciones personales y colectivas  como artista y curadora, su obra ha sido presentada en México, Italia, Francia, Suiza, Alemania, Escocia, España y Suecia  en muesos, galerías, asociaciones, embajadas y centros culturales de alto nivel; entre ellos, el Palacio de las Naciones Unidas en Ginebra, el Arengario (actual Museo del Novecento), el Acuario cívico, La Fabbrica del Vapore en Milán,  Embajadas de México en varios países, entre tantos otros. 

El 2014, junto con la artista italo-mexicana Bianca Monroy, crean la incubadora de arte “Brunereau & Monroy”, entre los proyectos más exitosos se encuentran:

  • La fundación del primer Club de exalumnos del Tecnológico de Monterrey, “el Club EXATEC en el Arte”, con casi 400 miembros alrededor del mundo y proyectos de calidad a nivel museo.

  • La creación de los proyectos literarios y de pintura “Alas de Filigrana” y “The Dreams Factory” en Francia, Italia y Suecia con el único objetivo de promover la cultura mexicana en el extranjero.

En Italia fue miembro del movimiento artístico “Spirale di Luce” formado por artistas de gran espesor artístico provenientes de diferentes partes de Europa.  Le han sido realizados diferentes servicios televisivos y han escrito sobre ella periodistas, históricos y críticos de arte.

En 2014 en Italia, nace el programa pedagógico de arte para niños “Caleidoscopio” realizando importantes proyectos de promoción de la cultura mexicana con el apoyo del Consulado de México en Milán. En 2015, María se transfiere a México con su familia y el proyecto crece convirtiéndose en un Centro Cultural ofreciendo no sólo clases de pintura y creatividad para niños, sino de expresión corporal, yoga, inventos, gastronomía y huerto orgánico.

Desde agosto de 2017 inició a plasmar su arte sobre piel humana, sus diseños son ricos en color y en gran parte están inspirados en motivos florales, aves y en la cultura mexicana, particularmente en los bordados típicos. De manera fija tatúa en el Estado de Querétaro y Ciudad de México y recientemente en la ciudad de Tulúm como huésped de un prestigioso estudio en esa ciudad.

28427377_146512699500521_104514855596824
bottom of page